Hoy en día el mercado de las apps está saturado. Cada vez hay más competencia en el desarrollo de aplicaciones móviles, llenando las principales plataformas de descarga con un sinfín de apps.
La tasa de fracaso de estas herramientas es muy elevada, los datos estadísticos aseguran que 4 de cada 5 aplicaciones son eliminadas del teléfono móvil, y las razones más comunes son la falta de espacio, una mala experiencia de usuario, o no aportar nada nuevo.
La elevada competencia sumada a los cambios en las tendencias exige que las nuevas aplicaciones desarrolladas consigan diferenciarse del resto. Esto no es trabajo fácil, son muchos los errores que se cometen a la hora de desarrollar una aplicación.

¿Cuáles son los errores más cometidos en el desarrollo de aplicaciones?

  1.  No adaptar el diseño a varios dispositivos. Es esencial prestar atención al responsive design, tratando de redimensionar y colocar adecuadamente los elementos presentes para todo tipo de dispositivos.
  2.  No diseñar la aplicación para varias plataformas. Hay que tener en cuenta el sistema operativo, ya que no es lo mismo una app para Android que para iOS. Diseñar una aplicación para ambas plataformas nos hará llegar a un mayor número de personas y generar más descargas. No obstante, no siempre es necesario estar presente en las plataformas, para muchos proyectos una PWA es la mejor opción.
  3.  Sobrecarga de información. Incluir una excesiva cantidad de datos puede saturar al usuario. Las aplicaciones mejor valoradas cuentan con la justa información para darle al cliente lo que quiere sin necesidad de abrumarlo. Además, de esta manera se contribuye a un flujo de trabajo más sencillo, y que los elementos presentes no tarden en cargar.
  4.  No prestar especial atención al diseño. El diseño de una aplicación es lo que más puede llamar la atención de un usuario. Por esta razón, es de vital importancia diseñar esta herramienta de la forma más atractiva posible. Para saber qué elementos pueden tener una mejor respuesta en los posibles clientes, es necesario analizar al público, determinando los patrones que debemos seguir para destacar el diseño de la app. De esta manera, habrá que investigar qué línea gráfica incidirá mejor, estableciendo una adecuada tipografía, imagen, estructuración, …
  5.  Uso complicado de la interfaz. Muchos caen en el error de establecer una interfaz demasiado complicada de usar, lo que resulta en el abandono de la aplicación al poco de empezar a usarla. Lo esencial es hacer la navegación de los usuarios lo más sencilla posible, que no suponga un reto para ellos. Otra opción es facilitar paneles de información dentro de las apps, así como incluir pop ups o mensajes interactivos para que guíen al usuario.
Los más importante es prestar atención a todas las fases en la creación de una app, pero sobre todo la parte de desarrollo de aplicaciones. Es en lo que antes se va a fijar el usuario, si le entra por los ojos, querrá saber más.
Att: FactoryApps
Share This